¿Cómo puede ayudarte un orientador laboral?

¿Cómo puede ayudarte un orientador laboral?

¿Te gusta tu puesto actual?¿Necesitas ayuda para encontrar trabajo? ¿Te planteas emprender pero te da miedo?

 

Todas estas situaciones pueden llevarte a pensar en contratar a un orientador laboral y voy a explicarte cómo puede ayudarte y te adelanto que quizá no es de la forma que esperas.

Lo cierto es que estamos ante uno de los mercados laborales más difíciles de Europa, y la evolución y los cambios son tan rápidos que es normal sentirse fuera de juego.

Por ello ha aparecido en los últimos años  la figura del orientador laboral, para ser más eficaz en la búsqueda de empleo o en las transiciones de carrera.

Y sin embargo es un rol que puede suponer cierto riesgo para el que lo contrata, en especial si el orientador asume un rol muy directivo.

Me he encontrado a personas que me contaron que tras acudir a dos orientadores, cada uno le dijo algo diferente.

¿Estás dispuesto a delegar una responsabilidad tan importante en tu vida como elegir profesión?

A pesar de esto, creo que es una figura muy necesaria hoy en día.

La misión de un orientador laboral que aporte valor, debe centrarse fundamentalmente en estas tareas y quizá no son las que esperas:

Contribuir a tu autoconocimiento: ayudarte a  ser más consciente de tus habilidades y  tus competencias. Que te sirva para reflexionar acerca de aquello en lo que brillas y disfrutas haciendo para después ayudarte a encajarlo en la demanda.

 

Identificación de las creencias que te limitan. Profesionalmente arrastrar juicios infundados acerca de nosotros mismos puede ser una barrera que es muy importante derribar.

En definitiva y en palabras de Echeverría, se trata de «un proceso tendente a desarrollar la autodeterminación de las personas para que basándose en criterios contrastados sean capaces de identificar, elegir y reconducir si es preciso, las alternativas ofrecidas por su entorno para alcanzar las más acordes a su potencial y trayectoria vital»

Fijate en alguna de las creencias que he trabajado con mis clientes :

  • No se puede ganar dinero de forma honrada
  • Ser jefe implica renunciar a tu vida personal
  • No se me da bien el trato con la gente
  • No sé hablar en público
  • Nunca voy a ser bueno en este trabajo
  • No valgo para…

Imagina las consecuencias de arrastrar creencias así, ¿cómo vas a aceptar un ascenso o brillar en una entrevista de trabajo? Todos las tenemos aunque no somos conscientes y por ello no las cuestionamos.

Por supuesto que puede haber personas que además necesiten herramientas de búsqueda de empleo, un conocimiento teórico que los ayude a planificar su carrera, conocer nuevas tendencias del mercado laboral y aunque la mayoría de esta información puedes encontrarla en internet, es vnecesario contar con  la objetividad que nos aporta una persona ajena.

Lo que considero fundamental al ejercer como orientador laboral es limitar al máximo los consejos y argumentar muy bien las opiniones ya que pueden estar contaminadas por la propia historia del orientador.

Siempre digo que Mark Zuckerberg no estaba siendo realista cuando inventó Facebook ¿Qué le hubiera dicho un orientador laboral a Jeff Bezos cuando dejó su muy bien pagado trabajo como vicepresidente de DE Shaw & Co para dedicarse a vender libros por internet? .  ¿Qué trabajo hubieran recomendado a Walt Disney al ser despedido del periódico en el que trabajaba por ser poco creativo? Por no hablar de la aparentemente caótica trayectoria de Steve Jobs

Si hay algo común en la historia de los empresarios que más éxito han conseguido, algo a lo que puede y debe contribuir un orientador laboral es conectar con tu pasión, confiar en tu intuición y no desanimarse ante el fracaso.

Si buscas un orientador laboral en Madrid o sesiones online llámame.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin