¿Puede esta cuarentena ser un espacio de aprendizaje?

¿Puede esta cuarentena ser un espacio de aprendizaje?

Quiero pensar que la cuarentena puede ser un espacio de aprendizaje y un punto de inflexión positivo en nuestras vidas.

También tengo  la esperanza de que la vuelta a la libertad no sea una vuelta a la misma sociedad que dejamos antes de esta crisis mundial.

Y mi conclusión es que va a depender de todos y cada uno de nosotros.

Por mi parte creo que este parón obligado me va a permitir enfrentarme a algunos fantasmas a los que estaba evitando mirar cara a cara.

Una vez pasada la vorágine de la hiperconectividad de los primeros días, cuando el sonido de las notificaciones de WhatsApp se ha ido espaciando, casi apagando, he encontrado espacio para  unas cuentas preguntas que comparto con vosotros :

  • ¿ Qué es lo que más echo de menos de mi vida anterior?
  • ¿Qué es lo que no echo de menos en absoluto?
  • ¿Quiénes son las personas con las que ahora hablo más?
  • ¿Qué hábitos he incorporado?
  • ¿Qué tengo que aprender para pasar esta cuarentena bien?
  • ¿Estoy siendo parte del problema o de la solución?
  • ¿Qué lección puedo aprender de mi miedo?

Asimismo hay preguntas que les haría a los que les ha tocado gestionar esta crisis ya que tengo la sensación que como sociedad, nos ha pillado mirando para otro lado,  entretenidos en problemas muy poco importantes.
De pronto es como si todas las noticias que el coronavirus ha barrido fueran en realidad polémicas creadas por estrategas de marketing para movilizar conciencias desde el recurso fácil:

  • ¿Qué inoperancias del sistema deja esta crisis al descubierto?
  • ¿Qué dice de nosotros como sociedad que necesitemos esta polarización que sólo ve  héroes o culpables?
  • Ante una situación de extrema gravedad, ¿de qué nos sirven los colores políticos, las nacionalidades y tantos debates en los que hemos perdido tantas horas enredados? 

Y por último, la pregunta clave: ¿Qué tiene que pasar para que de verdad nos importe lo importante?

Quiero pensar que a lo mejor lo que nos tenía que pasar era algo tan grande como la pandemia del COVID-19.

Por todo ello, espero que después de todo esto, cuando encuentren la cura y la vacuna, cuando la mayoría esté inmunizada y recuperemos nuestras vidas. Cuando  la crisis económica empiece a remontar  y espero que sea como dicen los más optimistas en 2021.  En ese momento espero que  salgamos con las lecciones aprendidas y reubicando nuestras prioridades. 

Ojalá en los libros de historia este período aparezca como un punto de inflexión y podamos decir que la cuarentena fue un espacio de aprendizaje del que salimos fortalecidos. ¿ Tú que crees?

Deja una respuesta